Hemos dejado inaugurada la exposición en el maravilloso centro del Instituto Cervantes en NY.

El centro tiene una sala de exposiciones muy acogedora, en la que se quedaron todos los niños de Delibes, con salida a un jardín que es como un oasis entre los rascacielos del Midtown de la Gran Manzana. ¡Todo un lujo de sede!

Desde aquí damos las gracias a todo el equipo del Instituto Cervantes por su acogida y su dedicación. Dejamos nuestra “Patria común” en muy buenas manos. Hasta el día 23 de mayo, abierta al público neoyorkino.

Y al final de un día como este, ¿qué mejor que un paseo por la ciudad más cinematográfica del mundo? Aquí unas cuantas instantáneas de la Gran Manzana. ¡Y deseando regresar!